René Brea dio la cara por los dominicanos en festival


Si los artistas dominicanos en el Festival Presidente lograron tener una presentación de gran relieve y muy aplaudida el crédito hay que dárselo a René Brea, productor local del evento que auspició la Cerveceria Nacional Dominicana en el Estadio Olímpico Félix Sánchez. 
Y basamos nuestra apreciación en el hecho de que como ya habíamos reseñado, Brea logró imponerse frente a los productores mexicanos del festival que no les interesaba que el talento criollo sobresaliera sino que cumplieran un rol de teloneros de los artistas extranjeros. 
Hasta se dice que sugirieron que algunos cantaran frente a una tela negra. 
Y de la misma manera que René Brea se empantalonó frente a estas intenciones aviesas de maltrato asi demostró con una producción exquisita y muy ovacionada que los de aquí podían dar y mucho en escena. 
Fíjense que por primera vez en la historia del Festival Presidente el público acogió muy bien los números musicales dominicanos de salsa, merengue, urbanos y bachata.
Esto contrario a otros años en que la gente siempre ansiaba que las presentaciones de los de aquí transcurrieran con rapidez porque esperaban a los de fuera. 
Con excepción de la novedad  que fue el cantante estadounidense Bruno Mars, los demás artistas extranjeros lo que hicieron fue repetirse con propuestas que ya habíamos visto en el país en innumerables ocasiones. 
Maná, por ejemplo, una banda mexicana alicaída, trajo el mismo show que presentó aquí hace diez o quince años atrás en el mismo festival. 
Wisin y Yandel fue también la misma cosa y Daddy Yankee volvió a su rutina del "wiper" "wiper" o que todos encendieran sus celulares. Eso de lo vimos hacer en el Festival Presidente de Música Latina en el 2005.
Y así querían menospreciar a los artistas dominicanos, pero gracias a René Brea, fueron los únicos con propuestas escénicas más novedosas, fueron los únicos producidos en esta jornada musical.  
La respuesta está en el hecho de que la audiencia pese a estar agotada esperó el cierre de la noche final del festival que estuvo a cargo del bachatero Anthony Santos. 
No soy extremista al señalar que Brea hasta pudo haber producido el Festival Presidente sin necesidad de traer a nadie de fuera, aparte de su capacidad logística al menos a nuestra dominicanidad no se hubiese pretendido pisotear.