Telefónica CLARO limita acceso de miembros de Acroarte en "After party" del Casandra

El asunto abarca hasta los nominados del Casandra, pues las presentadoras Arleny Lantigua y Arelis Arámboles, cuyo programa de TV "Relevos" que compite en la premiación, solo recibieron una invitación cuando son un equipo de dos personas.

Claro limitó el acceso de los miembros de la Asociación de Cronistas de Arte (Acroarte) en la fiesta que organiza esa empresa telefónica a nombre de los premios Casandra luego de transcurrida la ceremonia del Teatro Nacional.
En adición a las quejas de cronistas de arte porque nueva vez le asignaron para el ceremonial del Teatro Nacional asientos en balcón y no en platea, ahora surge está situación con el llamado "After Party Claro" en donde la telefónica se beneficia de la imagen del Casandra pero quiere hacer un ágape exclusivo, prácticamente sin los verdaderos gestores de la premiación, por lo que se ha interpretado el asunto como discrimitario.
Según lo que hemos indagado, Claro solo acreditó a unos 30 de 200 miembros que tiene Acroarte en nómina, lo que no se ha precisado quien hizo la escogencia, si fue la entidad que los agrupa o la misma telefónica.
En una misiva a Fuegoalalata.net, la directora de comunicaciones de Claro, Gerty Valerio, niega discriminación pero que no les es posible invitar a todos los miembros de Acroarte y de ello le advirtieron al presidente de esa entidad Máximo Jiménez, quien a nuestro juicio no debió aceptar la actitud de avasallamiento de esa empresa contra sus compañeros.
De acuerdo a Valerio, el propósito de la fiesta es agasajar los artistas del Casandra y que la capacidad del lugar (Teatro La Fiesta del hotel Jaragua) donde se llevará a cabo es muy limitado, por lo que no caben allí todos los miembros de Acroarte ¿ qué les parece?

1 comentarios:

Anónimo dijo...

En vez de estar limitando a cronistas de arte CLARO lo que deberia de volver a tener su mistica de servicio en lo que respecta a la red alambrica que cuando uno lo compara con lo que era antes francamente da ganas de llorar.