¿ El crossover político?

No es que queramos criticar las preferencias ideológicas de nadie, pero algunos de nuestros artistas debieran guardar cierta lealtad luego que se identifican con un partido político que de paso lo ha puesto a "picar" muy bien.
Pero hemos advertido que se está produciendo una silenciosa estampida de merengueros y bachateros hacia el lado del candidato presidencial del PRD, Hipólito Mejía o por lo menos se han mostrado interesados en apoyarlo.
Aunque al inefable mambero Omega no le salió bien su "crossover" del PLD al PRD, donde le jugaron "coca" con un imitador que se hace pasar por él en un tema de campaña de esos que llevan la consiga de "Llegó papá".
Sin embargo también vimos el caso del siempre peledeista Kinito Méndez, quien apareció en una foto junto a Mejía aunque el cantante luego desmintió cualquier vínculo político con el llamado "guapo de Gurabo".
Hace poco Anthony Santos manifestó que regresaba al lado Hipólito Mejía y ahora este último se encontró con Fernando Villalona mientras el merenguero amenizaba una fiesta del sector externo que apoya sus aspiraciones presidenciales.
Y no cuestionamos que Villalona y Mejía se hayan dado un abrazo o se susurraran cosas al oído, lo que nos sorprende es que el cantante de Loma de Cabrera actuara en una actividad proselitista afin al PRD cuando se sabe que él es un "niño mimado" e imagen de las actividades de campaña del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).
Aunque la música es un negocio que no debe mirar banderas políticas ¿ dónde queda el criterio de un artista que se ha dedicado hacerle coro a un partido?