Discoteca Zambra culpa al empleado de discriminación sufrida por joven discapacitada

Al final pagó el "hijo de machepa"...


La discoteca Zambra, donde el pasado viernes fue impedida de entrar a Dorianne Valera, una joven discapacitada, pidió disculpas públicas y achacó al empleado actuar en contra de las políticas de la empresa. “Luego de haber aclarado la situación con la parte afectada, hemos determinado que hubo un mal manejo por parte de este empleado negando el acceso a una joven que se encontraba en silla de ruedas, alegando que no permitían el acceso a personas con discapacidad”, dice el comunicado de Zambra. 
Según explica, la actitud del empleado es “totalmente” contraria a las políticas que han aplicado durante los siete años de existencia del negocio, durante los cuales “no ha habido discriminación de ningún tipo ya sea racial, política, religiosa, preferencia sexual o económica”. 
Informan que el establecimiento cuenta con una rampa para silla de ruedas. E insistiendo en que lo sucedido es consecuencia exclusiva de la actitud del empleado, los propietarios de le empresa se solidarizan con la joven afectada, y anuncian que están tomando medidas para que no se repitan situaciones como la que afectó a Valera.
“Reiteramos nuestro apoyo y disculpas a las partes afectadas, y a la vez exhortamos a los demás negocios a tomar cartas en estos asuntos para que estas situaciones no se repitan, concluye el comunicado.
7Dias.com.do