Entonces Betty Gerónimo no puede ser diputada porque fue bailarina…


Betty Gerónimo anunció su propósito de convertirse en diputada  y eso ha bastado para que le lancen una andanada de críticas argumentando que antes fue bailarina del programa Divertido con Jochy, como si ello fuera un estigma.
Esa mentalidad prevalece en países con mucha gente de "cerebro de aserrín" como el nuestro.
No solo a las bailarinas sino también a otros artistas populares se les quiere negar un derecho que tiene todo ciudadano, y que está consagrado en la constitución.
Y no es verdad que eso de ser legislador o funcionario público hay que dejarselo a los politicos, muchos de ellos curtidos en malas arte y en un cuestionable desempeño, que le han permitido concebir y practicar la política como un negocio.
¿Por qué no puede una ex bailarina ser diputada?.
Los ex choferes, ex mecánicos y ex vendedores de palito de coco, si pueden, las bailarinas no...
¡Hasta ex jodedores si pueden!
Una muchacha que se ha dedicado a obras sociales, a trabajar por lacomunidad y a prepararse. Pero, porque fue bailarina no puede ser diputada.
¡Se condenó para siempre!
A ese prejuicio contribuyen algunas personas del mismo medio, que son los primeros que andan afilando hacha para la gente de su sector social.
Ojalá Betty Gerónimo se lance y gane su diputación, y haga una buena gestión, para que le tape la boca a muchos turiferarios de "misas de cuerpo presente".
Joseph Cáceres /Merengala