A propósito de El Soberano "algo huele mal en Dinamarca"

Hay un  manejo raro, y unas reuniones extrañas que llaman la atención, a las cuales hay que seguirle los pasos "a pies juntillas".
Cesarito Suárez no está este año como encargado de la asistencia de los artistas internacionales a la premiación Soberano.
Lo dejaron fuera, debido a que el año pasado hubo problemas con algunas de esas figuras internacionales que estaban bajo su responsabilidad, además de un desplante que le hizo a Acroarte en la visita que tradicionalmente hacen al Palacio de Gobierno, los artistas extranjeros que vienen como invitados a la premiación.
Según parece, el asunto ha molestado al joven empresario artístico, a quien se le ha visto en diligencias por los predios de la empresa patrocinadora del premio.
¿Qué busca por allí?. Bueno, a lo mejor un patrocinio para uno de sus espectáculos artísticos. Pero, hay quienes aseguran lo contrario, pues piensan  que no es nada bueno para el productor del Soberano, René Brea...
Anoche Cesarito tuvo una reunión con un ex presidente de Acroarte, quien siempre ha sido su aliado, y de la misma tampoco se esperan cosas buenas.
El actual Comité Ejecutivo se debería preparar para cualquier contigencia, o situación imprevista, para que no los agarren, como dicen, "asando batata".
En torno al Soberano hay muchas cosas que se están moviendo por debajo, debido a los intereses y pasiones que desata el premio, lo cual no debe ser una sorpresa para nadie.
Algo se está cocinando, y nada tiene que ver con el fogón de Milagritos Holguín.
Algo "se quema" en Londres...
Las caretas siguen bajando...
Joseph Cáceres /Merengala