El 360 de Romeo en el Olímpico


El escenario 360 funcionó bien en el Madison Square  Garden,  cuando  se montó allí en un concierto, pero aquí no fue la gran cosa...
Anoche se montó  por primera vez el escenario 360 que consiste en colocar la tarima del artista en el centro del terreno, de manera que puede ser visto desde todos los ángulos.
Si embargo, pienso que el recurso se presta muy bien para un local como el Madison Square Garden, que posee un aforo para 20 mil personas. En una locación como esa, la gente puede disfrutar de la cercanía del artista, pues la distancia que le separa del público es la misma desde todos los ángulos.
Pero el Estadio Olímpico genera más de 50 mil personas, y no es verdad que la gente en graderías ni en palcos va a disfrutar de las ventajas de un escenario 360.Siempre los del terreno, con 360 son los que podrán sacar provecho de la cercanía con la tarima.
En los onciertos multitudinarios, de estadio,  la gente no ve nada de lo que está en escena. Se termina pagando una entrada,  a veces cara, para ver el show en la pantalla gigante donde se proyecta, ya que el artista solo se le ve el siluetaje de lejos. Más nada.
Pero, es la magia de los espectáculos masivos, colectivos, que la gente aunque no vea nada, está allí  por contagio, por la chercha, para vivir la experiencia de que estuvieron ahi.
De todas maneras la torre central donde actuó Romeo no deja de ser interesante, aunque no pase de ser un artilugio para darle variedad al show.
Joseph Cáceres /MerengalaFoto de Activao.com