El boicot contra Aybar en Acroarte

José Antonio Aybar debe abrir los ojos...El oráculo se reunió anoche para analizar su situación...
Entre otras cosas se detectó una especie de conspiración para hacerle daño a su gestión, plan en el cual estarían vinculados sectores externos y externos.
Hasta ahora la gestión de Aybar ha marchado bien, pero eso es algo que inquieta y molesta a cierta gente que ya empezaron a tratar de desmontarle crédito.
Los del pasquín, elaborado cuidando tan bien los detalles, que se puso a circular el día de la premiación no fue un hecho circunstancial ni fortuito.
Todo fue friamente calculado, no precisamente como una broma, sino con la intención de hacer daño.
Obedece a un plan siniestro articulado por la "cosa nostra" de la farándula, aunque algunos crean que es una exageración.
Demasiada coincidencia en algunos hechos. Fallos con artistas internacionales que vinieron al país a participar en el Soberano.
Un "cantaleteo" inusual comparando el "rating" del año pasado con el de ahora.
Cierto manejo punzante en algunas reseñas...
Cosas que se dicen y se lanzan al ruedo, aparentemente de manera inocente.
Parecería  que hay un hilo conductor en el proceso.
Todo el que ha estudiado teatro con el método de Konstantín Stanislavski conoce que las líneas internas son las que mueven la acción dramática.
Sabe descifrar los códigos que prevalecen y subyacen detrás o debajo de las apariencias.
Conoce del "leit-motiv" y de los patrones de conducta que se manifiestan en los personajes.
Como también aprende a descubrir la parte más peligrosa del "iceberg" que es la que hunde los barcos.
Capitán José Antonio Aybar, encienda el sonar  y el radar en el barco, ya sea nevegando a babor o a estribor, y cuídese de los piratas, al igual que de los bucaneros y filibusteros. 
Joseph Cáceres / Merengala