Otro palo de Félix Cabrera, Enrique inmenso en el Garden


New York, NY.- En un concierto producido por el empresario Félix Cabrera en el Madison Square Garden, (MSG), y ante una comunidad compuesta en un 50 por ciento, por jóvenes de descendencia hispana, nacido en los Estados Unidos, y otro 50 por ciento de americanos netos,  Enrique Iglesias demostró  la importancia de expresar los sentimientos  en dos idiomas.
Sin lugar a duda un espectáculo sin desperdicio, en donde el público, a pesar de la distancia que le separaba físicamente de Enrique Iglesia, apreció que se encontraba justamente en la tarima compartiendo con él, debido a la buena distribución del entablado, hacia adelante, los laterales, y los contantes movimientos de Iglesia en la escena compartiendo con todos los presentes.
Vestido de manera sencilla como siempre,  con dos T-shirt, uno blanco y uno rojo encima, pantalón fuerte azul, botas marrones con el tacón alto, y una gorra  fuerte azul, que hacia juego con el pantalón, el miembro de la dinastía Iglesia desde la primera canción dejo hechizado el publico que abarroto el majestuoso Madison Square Garden.
Los temas “Freak”, “I like How it Feels”, “Heart Attack”, interpretados en el idioma anglosajón, acompañada de su marcado acento español, seguida de las canciones “Nunca Te Olvidare”, “No Me Digas”, en el idioma de Cervantes, encendieron el avispero de mozalbetes que inmediatamente dieron rienda suelta a sus paciones, tarareando una a una, cada canción.
Yandel,  quien ahora se hace llamar “el líder de la leyenda”, y Pitbull, imprimieron  al concierto el ambiente de amistad y colaboración, concepto que se ha puesto de moda entre los artistas de los diferentes géneros musicales, con los llamados features, ofreciéndole triple diversión a los miles que se dieron cita.
La energía inagotable de Enrique Iglesias, expresada en sus contantes movimientos y saltos, de un lado para otro, mantuvo en vilo a sus seguidores, e incluso, en uno de esos momentos excitantes, Enrique se lanzo del entarimado hacia el público, lo que hizo gritar delirantemente a los jóvenes, tal vez porque pensaban que se daría un golpe, pero no fue así, situación que provocó más gritos y alaridos frenéticos de los presentes. 
Inmediatamente concluyo la participación de Pitbull, globos con las iniciales ie, así como confetis y humo provocado con hielo seco dieron la despedida a Enrique Iglesias, pero el público de pie en sus asientos reclamo a coro, otra, otra, obligando al artista que regresara a la tarima y le complaciera con el tema “I Like it”, para luego retirarse.
Queda entendido, que con este concierto el empresario Félix Cabrera rompió el tradicional esquema y hace el Crossover  hacia el mercado Anglosajón, con la presentación de músico de la talla, de P. Daddy, Jay Z, Beyonce,  Pharrell Williams, entre otros, para abarcar los dos mercados, el hispano y el americano.