En Bonao y Azua indignados con Omega


 

Queremos por este medio pedir excusa a todos nuestros lectores, pues el pasado 24 de diciembre, día de nochebuena, publicamos lo acontecido con Omega y la discoteca Wao, con el títitulo de "El último lío de Omega, antes de finalizar el año".
Nos equivocamos, señores, porque no fue en realidad el último. Este pasado sábado hubo más problemas con Omega.
Estaba anunciado en Mambo de Azua, y el establecimiento se llenó de gente, pero Omega no llegó.
Cuentan que a último momento llamaron de parte de Omega al dueño del negocio para anunciarle que la presentación estaba cancelada.
El dueño de Mambo dizque está que "pita" del enojo que tiene con Omega.
Pero las cosas no terminan ahí. Ese mismo sábado Omega tenía también un compromiso en Wendy Glass Club de Bonao, dónde si apareció, pero a las 5:00 de la mañana.
El locutor que le tocaba presentarlo no quiso hacerlo, argumentando que él se respetaba.
El caso es que "El Fuerte" hizo varios temas y se fue, dejando a la gente "con el gusto adentro", muy enojada, y maldiciendo después de tanta espera.
Todo indica que Omega el mambero está aceptando varios compromisos a la vez, en una especie de "tin marín de dos pingué, cucara macara. titiri, fue", que a quien le toca, se queda sin la presencia de El Fuerte.
Lo curioso es que tanta gente contrate a Omega, a sabiendas de que con ello están jugando una "ruleta rusa", pues se tiene como parte de su idiosincracia el señalado comportamiento errante.
De todas maneras, no importa... es el Fuerte. 
Y si hasta se pelean por contratarlo, dice un refrán  que "quien por su gusto muere, la pena le sabe a gloria".
Joseph Cáceres/Merengala. 

0 comentarios: