Liberan al Gringo de la Bachata


El bachatero Ramón Alberto Castillo Gálvez (El Gringo de la Bachata), salió finalmente de la, cárcel temporalmente y bajo una fianza en bono, con propiedades en garantía después que esta mañana el juez de la Corte Federal de Bridgeport (Connecticut), le concediera a su abogada la petición.
El cantante, acusado por los federales de formar supuestamente parte de una banda de 24 sospechosos que traficaban heroína en Connecticut, fue extraditado desde Panamá hace algunas semanas y recluido en el Centro Correccional de Bridgeport.
En compañía de su abogada, la dominicana nativa de Samaná, Génesis Peduto, quien logró una fianza de la que muchos dudaban por la categoría criminal del caso, El Gringo de la Bachata fue presentado nuevamente en la corte ante el juez William I. Garfinkel, quien había pedido en la instrucción de cargos a la jurista presentar las documentaciones legales de dos casas, propiedad de una hermana y un cuñado de Gálvez como garantía para decidir si concedía o no la fianza.
La audiencia, comenzó a las 11:30 de la mañana en la sala 435 en el cuarto piso de la corte y el bachatero salió a la calle después de la 1:00 de la tarde, debido al papeleo que su abogada tuvo que hacer para completar el proceso de la fianza.
El artista salió del tribunal con una amplia sonrisa y acompañado de además por su abogada por el alto ejecutivo de ventas de las emisoras Mega 97.9 FM y Amor 93.1 FM, José Cruz, también dominicano y amigo de muchos años de la familia del cantante y quien contactó a la exitosa abogada.
Al salir de la corte, Cruz resaltó el excelente trabajo de la doctora Peduto frente al juez para lograr la libertad de El Gringo de la Bachata y fue de las pocas personas que desde el principio, han creído en la inocencia del acusado.
Cruz, que además es conocido por su activismo comunitario en la diáspora, informó que las casas situadas en Pensilvania y cuyos dueños son una hermana y los señores Domingo Orán y Ricardo Frías, cuñados de El Gringo de la Bachata, fueron aceptadas sin objeciones por la fiscalía como la garantía para liberar provisionalmente al Gringo de la Bachata.
Esas propiedades están ubicadas en Pensilvania y valoradas en más de $300.000 dólares.
No se ha especificado la próxima fecha en la que el bachatero tendrá que regresar a la corte.
Cruz explicó que luego de salir de Connecticut, él, la abogada, el cantante y parte de los familiares del acusado, orarían en una iglesia situada en la avenida Broadway y la calle 107 de Manhattan.
 Miguel Cruz Tejada/El Nuevo Diario