Plagio periodístico...



Está bien que un periodista recurra a un colega para recabar datos de un acontecimiento noticioso. Eso se admite por aquello del compañerismo.
Pero de ahí a usted tomarle la nota de manera íntegra a su compañero y publicarle en su medio, pero encima de eso atribuírsela como suya al firmarla con su nombre, rompe todos los parámetros de la indelicadeza y falta de ética.
La información sale en el periódico El Caribe el 6 de agosto y la del periódico Hoy al día siguiente, entonces no hay que ser científico de La Nasa para darse que corresponsal de Bonao copió al otro sobre el tema de la profanación en los cementerios de esa ciudad.
El mismo medio debe cuidarse de cosas como estas, pues compromete su seriedad e imagen.
Uno como periodista debe tener tacto con este tipo de cosas, pues el asunto te cuestiona y pone en entredicho tus niveles de profesionalidad que a juzgar por la acción citada, me da entender que no existe.
Lo peor que ya esto forma parte de una reincidencia en la misma persona.

0 comentarios: