El premio perdió esencia, ahora es el show

Hay gente que se resiente con el hecho de que la premiación de Acroarte y la Cervecería se ha convertido en un espectáculo en el que lo que menos importa es la premiación en sí. 
Anteriormente el premio era lo relevante, y el espectáculo era un aditamento, más bien de adorno. Pero de un tiempo a la fecha el que gane o no un premio es lo que menos importa. 
El show es lo que vale. Tanto es así que en la promoción que se hace de El Soberano se anuncia como si fuera un "show" o concierto donde lo que importa e interesa resaltar, son las figuras que estarán en escena, sobre todo las internacionales que ahora son el objeto del interés máximo de los organizadores y patrocinadores. 
En ese afán se les está yendo la mano, pues cada vez menos el premio no solo va quedando en un plano secundario sino terciario. 
Los elementos que peculiarizaban la premiación y que les daban singularidad han sido echados a un lado. Deberían cuidar eso, y no atomizarlo tanto. 
El premio se fue perdiendo en una vorágine de mercadeo y publicidad donde lo que importan son las marcas, ante la indiferencia y la vista gorda de los dirigentes de Acroarte que deberían velar más por la esencia del premio. 
Pero, prefieren quedarse callados para seguir en lo suyo. Ello trae como consecuencia que cada quien afile su cuchillo para cortar su parte. ¡Vayamos por parte! , se le atribuye a Jack el Destripador. Los de El Cartel con sus relaciones públicas, sacando su tajada con los artistas que manejan. Los empresarios artísticos usando el premio como tribuna de promoción de giras futuras. 
El año pasado lo hicieron con el homenaje a Wilfrido que luego traerían de gira, como se pudo ver con la presentación del espectáculo de la orquesta en el hotel Jaragua.
La gira no continuó a nivel nacional porque se les cayó. Ahora viene Ricardo Montaner y los Jesse y Joy Qué mejor escenario de promoción de un artista que presentarlo en el espectáculo del premio, pagándoles pasaje estadía, 35 mil dólares, aprovechando la masiva audiencia, para luego traerlo de gira a presentarse en los estadios?. 
El asunto da dinero constante y sonante por todas partes... Qué bueno es así?.
Joseph Cáceres

0 comentarios: