Vecinos niegan que Vakeró golpeara a Martha Heredia

Martha y Vakeró en sus mejores tiempos
Vecinos de los esposos y artistas Manuel Varet Marte (Vakeró) y Martha Heredia, en el residencial Los Laureles, Arroyo Hondo, rechazan que el representante del género urbano sea agresivo y que maltratara a su esposa, y se quejan de que la Fiscalía del Distrito Nacional solicitara su envío a prisión sin antes investigar en el lugar la vida que el matrimonio llevaba. 
Dicen que ella era la que se escuchaba pelear con frecuencia y que la noche del último incidente, en la primera semana de este mes, ella se subió en el vehículo de él, para evitar que se marchara del apartamento. 
Personas consultadas en el residencial ubicado en la carretera La Isabela del Distrito Nacional lamentan que el Ministerio Público lograra que a Vakeró se le imponga tres meses de prisión preventiva y que se le conociera un juicio en el que no cuenta la opinión de la gente que vive en derredor de la pareja, siendo los que veían el comportamiento de los dos, al punto de que en una ocasión ella lo corrió por el residencial con un palo de escoba. 
Uno de los vigilantes del residencial expresó que no vio fiscales en la escena de la supuesta agresión a Heredia.
La vecina más cercana en la parte alta del bloque A que ocupa la pareja recibió al equipo de este diario en su apartamento y dijo que solían oír gritar a la joven que se querelló por agresión y maltrato físico, pero que no reaccionaban debido a que durante los dos años que tienen los artistas viviendo en el lugar otras veces escuchaban su boca y lo notaban a él sereno.
La mujer y un joven que reside en el edificio L, ubicado frente al A, coincidieron en indicar que el día que la artista ganadora en el 2009 del “reality show” Latin American Idol afirma que fue golpeada, ella se colocaba delante de la yipeta Grand Cherokee que tiene Vakeró, para impedirle la salida del residencial, además, golpeaba el bonete de la yipeta mientras él aceleraba estacionado, con la intención del marcharse. 
La mujer expresó que escuchaba golpes de los tratos de la cocina y cree que les eran lanzados al joven, por parte de la esposa. Dice que las conversaciones en tono fuerte se oyen de un apartamento al otro. 
“Nunca la vi golpeada y con la ropa rota, como he leído en la prensa. Me parece estar viendo otro caso”. 

Más versiones 
Otra señora, en la parte baja del edificio de ocho familias, dijo que no vio a Vakeró agredir a su mujer. Una joven que dice tener tres años trabajando en el residencial, sostuvo que Vakeró era amoroso con Martha y que es uno de esos artistas que dan espectáculos desagradables en su residencial. 
Un hombre que hace las entregas del colmado en el residencial manifestó que la pareja compraba tarjetas de llamadas y cigarrillos. 
Vecinos dicen que la veían fumar dentro y fuera del apartamento. Mientras que a Vakeró lo describen como un hombre extremadamente callado, que la noche del episodio pidió resolver sus diferencias en silencio, a Martha la consideran de temperamento alterado y cambiante.
Periódico Hoy