Entre peluches y muñecas te veas...



Alipio Coco Cabrera es un ser humano impredescible y en adición a ello muy ocurrente. Solo hay que detenerse en esta fotografía que colgó en su muro de Facebook para darse cuenta de lo que es capaz el veterano locutor.
Y aquí lo vemos atenazado de la ratoncita Mimi y por demás con su capucha "rosada" en estos tiempos de intenso calor en Nueva York donde reside.
Dizque este es el lado sensible y tierno de Alipio que dista mucha de esa imagen de Don Juan o mujeriego que le han endosado, que no le importa que algunos piensen que se le "moja la canoa", lo que no es así pues es visto como un truco suyo de esos que se trae debajo de la manga que solo él y sus "peluchitos" saben para qué lo usará.


Lo que escribió el periodista Juan Cruz Trifolio del caso:
A consecuencia de los años vividos y la soledad familiar, el destacado comunicador Alipio Cocco Cabrera, una de las figuras estelares de la radio hispana de los Estados Unidos de Norteamérica, ha caído en un estado depresivo y melancólico que lo ha llevado a buscar compañía de peluches y muñeca en su atractivo y confortable lecho conyugal. 
 Desde hace unos cuantos meses, el expresivo y estrambótico locutor, reside en un despampanante, costosísimo y espacio penthouse, ubicado en una zona privilegiada de New Jersey, en donde, tan pronto finaliza sus compromisos profesionales, se le ve llegar cabizbajo para descansar en su pomposa recamara, aceptando sólo como “acompañantes” a algunos peluches y muñecas, adquiridos en renombradas tiendas y a onerosos precios. 
Plácidamente acostado, saboreando algunas golosinas y disfrutando la programación televisiva internacional, al lado de “sus consortes”, Alipio Cocco Cabrera, disipa el tiempo a plenitud, no sin antes realizar algunos ejercicios de calentamiento y saborear un delicioso jugo natural energético.
Rodeado de cojines y almohadas multicolores, utilizando unas gafas oscuras para evitar la irritación que producen en sus ojos algunos rayos de luces, con ropas deportivas, un reloj cartier y una suéter con capota que cubre toda su cabellera, el popular animador y conductor de radio y espectáculos, proyecta una imagen de felicidad que frecuentemente lo lleva a exclamar: “Me Basta..!!” 
Allegados al afamado profesional de la palabra hablada han mostrado preocupación por su actual, extraño y frecuente comportamiento, sugiriendo que en los próximos días será necesario llevarlo a consultar un especialista en el área de psicología o la psiquiatría. 
En cambio, cuando se le pregunta a Cocco Cabrera sobre su modelo de vida, el expresivo comunicador no pierde tiempo en recordar que “es mejor estar solo que mal acompañado” y por tanto, “es preferible compartir con peluches y muñecas, disfrutando de una buena programación televisiva, sin la presencia de mujeres ingratas y pecadoras”. 
En ocasiones, también ha manifestado sentirse angustiado con las ingratitudes y falsedades que ofrece algunas figuras del medio artístico, nacional e internacional, quienes con sus actuaciones hacen no olvidar que la farándula es el mundillo de los engaños, las mentiras y las banalidades.

0 comentarios: