Cuando se pasa vergüenza en el Casandra porque no era una megadiva

Cesarito Suárez, el mandamás artístico de los Premios Casandra, en el momento en que le daba un soberbio boche a esta señora, mandándola a retirarse, sencillamente porque intentó tomarse una foto con el modelo y promotor de pantaloncillos William Levy, que fue premiado anoche con un Casandra Internacional. Dice un chusco que si hubiese sido una megadiva, y no una vieja, Cesarito no solo le permite la foto, sino que se incluye también él en la toma (Joseph Cáceres).

0 comentarios: