Brugal habría desmantelado su departamento de "eventos" y pone a la venta sus equipos sonido, luces y entarimados

La medida significa un revés para la industria del espectáculo en Repúbica Dominicana.

"Cuando el río suena es porque agua trae". La frase de marras muy bien se aplica a la empresa licorera Brugal que canceló para sorpresas de muchos su tradicional "Roncierto" que montaba con una cartelera de agrupaciones musicales para despedir el año desde el malecón de la capital o en ocasiones en la Plaza de la Bandera.
Hasta el Festival de Merengue que iba a realizar en Punta Cana fue suspendido y no se sabe si la misma suerte correrá la versión de este evento que se lleva a cabo en Santo Domingo, Puerto Plata y Puerto Rico.
Pero como si todo esto fuera poco supuestamente el departamento de "eventos" de Brugal fue desmantelado, cancelando a decenas de empleados (unos 150 en total) al tiempo que han puesto en venta todos los equipos de sonido, luces y estructuras de tarimas con las que contaban para el montaje de conciertos.
Trascendió que hasta la tradicional orquesta Brugal fue desintegrada.
Una fuente confió a Fuegoalalata.net, que lo que hará esa empresa es rentar equipos cuando los necesite, contribuyendo con ello a eximirse de ciertas responsabilidades de empleomanía y reducir costos.
Se dice que este "agache" de Brugal pudiera muy bien ser aprovechado para un mayor reposicionamiento en el mercado de su marca rival, Ron Barceló.