Vakeró criticado por exhibicionismo en premios Soberano

Todos pasaron por la alfombra de premios Soberano, posaron para los fotógrafos y la mayoría se besaron mientras las cámaras registraban el tierno momento. 
Pero Vakeró fue el más intenso de todos cuando llegó con su novia, le agarró los glúteos sin inhibirse ( ella parece disfrutaba esta acción un tanto sexual) y se besaron intercambiando lenguas que resultó para muchos muy desagradable. 
Un comportamiento a decir de la mayoría que fue muy exhibicionista por parte del cantante urbano y su pareja. 
De repente nos preguntamos dónde estaba su manager que muy bien pudo orientar a Vakeró sobre este comportamiento, luego recordamos que dejó el artista solo, a su suerte, para irse a vacacionar en un crucero. 
Es el mismo manager de marras que encontró al artista pegado cuando asumió representar su carrera pero que aparentemente ha descuidado  pues se le nota de nuevo apagado. 
Es imposible mantener a flote a un exponente urbano como Vakeró cuando su representante también se cree "artista" y prefiere irse a recorrer las islas del Caribe sin importarle que suceda con su representado. 
Y miren que hemos reconocido siempre a Vakeró su buen desempeño sobre un escenario resaltando la calidad de su banda mientras otros colegas suyos no invierten en un buen show y lo que andan es con dj que le hace las mezclas a sus interpretaciones, viendose tan pobre frente al público.