La generosidad de Gómez Díaz

Cuando en diciembre, se rifaron los apartamentos amueblados a los empleados del grupo Telemicro, aparte de las decenas de vehículos, algunas voces de incrédulos se levantaron diciendo que la rifa era una mentira.
Hace una semana se hizo un programa especial para la entrega, con todo y título de propiedad, de 8 apartamentos  amueblados, rifados en la fiesta navideña.
Sería bueno que dieran la cara, los agoreros de siempre, y que digan algo ahora…
Había que ver los rostros de felicidad de los beneficiados, al entrar por primera vez a sus viviendas dotadas de muebles y electrodomésticos .
Otro palo de Juan Ramón Gómez Díaz, (que por cierto, ni siquiera estuvo presente en la entrega), haciendo cosas que ningún otro patrón  o dueño de empresa hace con sus empleados.
Lo penoso es, que en vez de apoyar iniciativas como esta, y de procurar que otros también lo hagan, lo que aparece es gente ruin, que  se molesta y se revientan.
En este país hay que blindarse, porque si usted no aporta, ni da nada, a su gente y a su comunidad es malo, y si ayuda a los demás también… 
Joseph Cáceres / Merengala