Anthony Santos, delirio de persecución

Hay quienes creen que el bachatero Anthony Santos sufre un delirio de persecución. 

En días pasados las autoridades procedieron a realizar una requisa en el restaurant El Viajero de San Cristobal en busca de armas, lo que afectó una presentación del artista en el señalado establecimiento, y se quiso responsabilizar de la acción al empresario de medios de comunicación Juan Ramón Gómez Díaz, en represalia porque alegadamente no quiso actuar en la fiesta navideña de Telemicro.

Como si un empresario de la categoría de Gómez Díaz fuera capaz de articular acciones tan bajas como esa.

¿Qué ganaría con impedir unan presentación de Anthony Santos?,  se planteó en su momento.
Ahora sucede que Anthony Santos ha confrontado problemas  para obtener visa de trabajo a los Estados Unido, por un cambio en las reglas consulares, y el abogado del artista, Carlos Balcácer, hace sobre el asunto  una declaración muy ligera a la prensa.
Ha dicho que Anthony Santos sospecha que detrás de la negativa del consulado a concederle visa, está el empresario Félix Cabrera, por un tema de "competencia y de celos".
Es decir, que al igual como se quiso acusar a Gómez Díaz del allanamiento al Viajero de San Cristobal, se pretende ahora culpar al empresario Cabrera de una situación que ha afectado también a otros artistas, a los cuales el consulado le ha negado el visado de trabajo.
El caso de Anthony no ha sido único, ni exclusivo.También han tenido problemas para el visado Frank Reyes, Banda Real, Yovanny Polanco, Sergio Vargas, entre otros.

Se supo que el empresario Cabrera no ha querido responder a la acusación, aunque habría advertido que su abogado Julio Cury está al tanto de la situación, para eventualmente presentar una demanda por difamación.
Cabrera fue el responsable de la gira aniversario de Anthony Santos en Nueva York, con presentaciones en el Madison Square Garden y en diferetnes estados y ciudades de la unión, luego de lo cual se desinteresó de seguir realizando más giras con el artista.
En esa época el empresario se enfermó debido a las tensiones que le generó la gira, lo que provocó un desmayo en los momentos en que supervisaba la construcción del restaurante South Beach.
Desde entonces ha estado realizando otros grandes eventos, como los conciertos de Romeo Santos, con gran éxito, al igual que espectáculos de salsa y de exponentes urbanos, como el de la semana pasada en el Madison Square Garden a casa llena.
Hay quienes consideran que la acusación a Félix Cabrera envuelve el propósito de "victimizarse" y desviar la atención sobre las verdaderas razones por las cuales le negaron la visa.
No falta quien asegura que en todo caso Felix Cabrera saldría beneficiado de cualquier presentación de Anthony Santos en Nueva York este fin de semana, pues ello le aseguraría 100 mil dólares en venta en sus dos restaurantes, con la gente que después del concierto acudiría comer a los mismos, pues son de los favoritos en la urbe.  

Merengala/Joseph Cáceres