El Latin vuelve a crecerse en Punta Cana


Ya es una cita obligada para muchos dominicanos que esperan cada año disfrutar de una cartelera atractiva de artistas dominicanos en un mismo lugar, a la vez que disfrutan de un fin de semana de playa. Esta nueva edición del Latin Music Tours trajo algunas sorpresas de exponentes, quienes repartidos en dos noches, -viernes y sábado-, pusieron a bailar a los presentes en Hard Rock Hotel, donde realizó nueva vez está actividad que organiza Quepe Tours.
El cierre de esta primera noche no tuvo desperdicios. Raulín, que aprovechó el escenario y se le vio con soltura en el mismo, llegó dispuesto a cantar hasta las 5:00 de la mañana, pero los organizadores de la velada musical- Quepe Tours- le advirtieron que podía quedarse hasta las 2:00 y no más. 
El veterano bachatero, que subió a las 12 y unos minutos, comenzó con su repertorio que lo llevó a cantar desde “Nereida”, “Medicina de amor” y “Una mujer como tú” hasta “Esta noche”. El cantante combinó el repertorio que ofreció complaciendo a los presentes. Llamó la atención cómo varias jóvenes decidieron subir a escena demostrándole que no sólo bailaban bachata, sino que se sabían muchos de los temas. 
Su interés de bailar, saltar y hablar provocó que en un momento se cayera por pisar en falso, lo que no le quitó inspiración para seguir con la rumba. 
Raulín, que se mostró muy conversador, quería complacer a todos y no quería bajar del escenario, pese a que varias veces se le advirtió que ya terminara. De igual manera, el público no quería despedirlo, pero ya a las 2 y 20 minutos sonó la última melodía que despedía al ganador de Bachata y Bachatero del Año de los premios Soberano. 
Su presentación dejó tan buen sabor en la boca que muchos se quedaron hasta el final, lo que no ha sucedido en otras versiones de este Latin Music Tours cuando el público muchas veces deja al artista cantando con poca gente. 


Esa noche del viernes también le tocó al exponente urbano Mozart La Para, quien llegó al escenario para levantar de sus asientos a niños, jóvenes y adultos con su contagioso ritmo y su repertorio que ya está probado por el gran público.


DEBUT DE DIVAS BY JIMÉNEZ
La apertura de la primera noche del Latin Music Tour estuvo reservada para un grupo que aún está en pañales: Divas By Jiménez. Ellas tenían el reto de abrir y además de que la gente se parase a bailar sus temas aún sin ser conocidos por muchos -porque la agrupación debutó hace unos meses-. 
El grupo, que está lidereado por Henry Jiménez y tiene en su frente no una, sino dos mujeres, llevó una propuesta vistosa con bailarines. 
La combinación de voces de ambas artistas es uno de los puntos positivos de esta propuesta, aunque el cantar en notas tan altas no permita apreciar mejor el tema que interpretan en el momento. 
Los arreglos de los temas que hasta ahora hace el grupo son magistrales, aunque muy rápidos como para que muchos puedan bailar. Sin embargo, Las Divas se lucieron con gracia y soltura en escena dejándole el turno a Mozart La Para.
La juventud tuvo un plato fuerte con la presencia de Mozart y Vakeró. Este último logró una propuesta bien presentada que ha evolucionado y que recibe los mejores elogios de los periodistas especializados que se encontraban presentes.
Fiesta de los ritmos en el “Latin Music”


Vakeró puso el punto urbano de la noche del sábado en el Latin Music Tour, aunque su propuesta cada vez más se aleja de lo urbano y se  acerca a lo tropical y fusiones, haciendo que sea mucho más universal.
Vakero es otro de los artistas que aprovechó el 2013 para hacer de él un buen año, lo que le ha asegurado incluso un lugar en el Festival Presidente. 
Con una banda integrada por cinco músicos y varios coristas más dos bailarinas, el intérprete de “Demasiado” logró complacer a los presentes en salón del Hard Rock Hotel en la segunda noche del Latin Music Tours, actividad que organiza Quepe Tours. 
“Qué mujer tan chula”, “Demasiado”, “Ay mami”, “Amarilis” y muchas otras fueron una carta segura para que el artista pudiera salir airoso y dejar la pista abierta para la salsa. 


En cuanto a Chiquito Team Band, ellos saben que gustan y están en buen momento. Sólo hicieron subir para que la gente se moviera a la pista. 
Su propuesta se siente ya madura y acoplada cual orquesta con 15 años en escena. 
Aunque no tienen un amplio repertorio saben aprovechar los temas que han popularizado como “Lejos de ti” y completan con otros éxitos salseros que siempre gustan entre los bailadores.



Un mayimbe
Fernando Villalona tenía la misión de cerrar la segunda noche y la velada de dos noches completas de música. 
El artista, que recibió un reconocimiento de parte de los organizadores y que además donó uno de sus trajes -el que usó en el 1971 en el Festival de la Voz- a la memorabilia de Hard Rock Hotel, es el segundo merenguero honrado con esta distinción en un espacio reservado por tradición solamente para roqueros.
Villalona sigue siendo ‘El Niño Mimado’ y con un repertorio musical de éxitos y de temas que constituyen un emblema dentro del merengue. El merenguero demostró que canta mejor que nunca con una orquesta acoplada y en la que además hay representación de varias generaciones de los Villalona. En la batería y en la guitarra están los hijos de su hermana, que ha sido corista por muchos años con su hermano. 
El público que asistió al Latin Music Tours demostró que el merengue sigue siendo un ritmo fuerte y llenó la pista bailando cada uno de los temas presentados por la emblemática agrupación merenguera. 
Fernando dejó claro que apoya a las nuevas generaciones de la música y por eso llamó a escena a Vakeró para cantar juntos el tema “Compañera”, uno de los momentos más disfrutados de la noche.


(+)
EL DEBUT DE JANKO
La segunda noche del Latin, el sábado, fue reservada para que Janko hiciera su debut en este escenario.
Su propuesta bailable y pegajosa tiene los ingredientes para madurar y quedarse en el mercado de la música.
A las 2:15 de la madrugada del domingo concluyó la XII versión del Latin Music Tours, que incluyó la presentación en el área de la piscina de Dj com Dj Lobo.
La animación de las dos noches estuvo a cargo del comunicador Jhoel López, quien conoce este escenario y lo maneja a su antojo.
Emelyn Baldera/Listín Diario