Wilfrido cree Estado debe jugar rol más activo


El destacado músico Wilfrido Vargas felicitó la aprobación de la ley que declara el merengue como Patrimonio Cultural y Artístico de los dominicanos, pero considera debe hacerse todo el esfuerzo posible para que no sea una más del montón.

Vargas, uno de los más emblemáticos exponentes de la música autóctona dominicana, entiende que el Estado dominicano debe jugar un rol más activo en la preservación del merengue y difundirlo de generación en generación.

“En primer lugar debemos felicitar a los legisladores por haber tenido la iniciativa de aprobar una ley que coloca al merengue al nivel de Patrimonio Cultural y Artístico de los dominicanos. Con esto se le da categoría de ley a lo que de hecho ya era una gran realidad que nadie puede negar, la cual he afirmado en muchas ocasiones: ‘El Merengue es la patria dominicana, es la nacionalidad, es parte esencial de lo que somos y de lo que aspiramos como pueblo y como nación’”.

“Ahora bien, debemos hacer todo el esfuerzo para que esa ley no sea una más del montón que se quede en letra muerta y más nada. Desde hace mucho tiempo he venido planteando que el Estado dominicano debe jugar un rol más activo en la difusión y preservación del merengue como la música nacional de nuestro país”.

El intérprete de “El Funcionario”, “Enrique Blanco”, “La yola” y “Duarte llegó la hora”, dijo que ya es tiempo de que el gobierno impulse la creación del Instituto Nacional del Merengue, una institución oficial que se encargue de elaborar un programa permanente de actividades y eventos que garanticen la vigencia, ampliación, difusión y preservación del merengue.

“Asimismo y partiendo del hecho de que recibimos cada año más de tres millones de turistas, ya es tiempo de que se construya el Museo Nacional del Merengue, el cual podría operar muy bien en la ciudad capital y en las principales ciudades turísticas del país, de manera que sirva para mostrar a los turistas que nos visitan la historia, el desarrollo y la realidad de nuestro hermoso ritmo. La creación de ese museo podría ser una de las primeras tareas del Instituto Nacional del Merengue”, explicó Vargas a Qué Pasa!

Dijo que la ley es buena, pero “no permitamos que eso se quede en solo una declaración, debemos aunar todos los esfuerzos para que el Estado cumpla su papel de garantizar que nuestro ritmo se mantenga y siga preservándose como uno de los grandes valores de la dominicanidad. !Manos a la obra, presidente Medina y pueblo dominicano!”

José Antonio Aybar F. /El Nacional