Prince Royce cancela su gira española


Prince Royce se ha visto forzado a cancelar sus conciertos previstos para éste fin de semana en España “debido al incumplimiento por parte de los promotores locales de sus obligaciones contractuales”  según comunica el artista dominicano en sus redes sociales. 
Los tres conciertos estaban pactados para el 4, 5 y 6 de julio en Tenerife, Madrid y Barcelona, respectivamente.
“Me siento terrible de tener que decepcionar a mis fans de España. Estaba emocionado de poder cantarles nuevamente y devolverles todo el apoyo incondicional que siempre me han brindado, pero lamentablemente y a pesar de nuestros esfuerzos, situaciones fuera de nuestro control han imposibilitado mi visita al país en esta ocasión. Mi equipo trabajará fuertemente para pautar nuevas fechas en un futuro próximo para lograr ofrecerles el concierto que se merecen”, expresó el joven cantautor.
Los compradores de boletos deben dirigir cualquier pregunta relacionada al reembolso de su dinero a los vendedores de los boletos correspondientes. (Amo latino) 


Lo que dice del caso Victor Sánchez Rincones de ElPoderdelaMusica.com:
En Madrid sólo se habían vendido 600 entradas, en Barcelona ni 500. Es la peor estadística que se puede tener de un artista número uno en el mundo de la música latina y que confió en un empresario sin experiencia que se apoyó en promotores inexpertos e ilusos.
El desastre se veía venir, la noticia no me ha tomado por sorpresa. A través de un comunicado de prensa, Prince Royce, daba a conocer a la opinión pública que cancelaba su gira española a tan solo pocas horas de iniciarla. 
Tremendo mazazo para un artista acostumbrado a la gloria, al éxito, pero que en esta oportunidad -por sus malos manejos- prefirió el dinero a un tour dirigido por profesionales del sector, una vez más el vil metal fue un mal consejero y dejó su imagen en este lado del mundo en manos de los peores promotores que hay en España. 
Personas sin experiencia, que se dedican a inventar historias hasta el punto que nadie les cree, que viven en un mundo de fantasía y no conciben este trabajo como algo serio, sino como una historia de relajo donde lo que prima son sus egos y no el interés general de un show que daría trabajo a decenas de personas que ahora ven naufragar sus esfuerzos y sus ilusiones.
Y es que las palabras de Prince Royce lo resumen todo: “Me siento terrible de tener que decepcionar a mis fans de España. 
Estaba emocionado de poder cantarles nuevamente y devolverles todo el apoyo incondicional que siempre me han brindado, pero lamentablemente y a pesar de nuestros esfuerzos, situaciones fuera de nuestro control han imposibilitado mi visita al país en esta ocasión. 
"Mi equipo trabajará fuertemente para pautar nuevas fechas en un futuro próximo para lograr ofrecerles el concierto que se merecen”, expresó el joven cantautor, quien agregó que quienes ya habían adquirido sus entradas deben dirigir cualquier pregunta relacionada con el reembolso de la misma a los vendedores de los boletos correspondientes. 
Es decir, se desmarca de cualquier hecho implícito que conlleve a alguna reclamación económica en su contra, algo que no podemos compartir, porque él y su equipo tienen que corresponsabilizarse y velar porque cada céntimo se devuelva a aquellas personas que hoy son víctimas de la irresponsabilidad de un artista que apostó por la ineficacia de unos ilusos.
De no ser así, todos los afectados tienen el derecho de denunciar y exigir ante las autoridades la devolución de su dinero, ese mismo que hoy podría esfumarse si no se toman las medidas oportunas.


CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA
Esta crónica de una muerte anunciada es el resumen de ‘el café para todos’ en el que se ha convertido el mundo de los conciertos latinos en España. 
Este tipo de artistas, que voy a llamar peseteros, no pueden seguir apostando por empresarios sin experiencias, aparecidos de la nada y que por supuesto desconocen cómo llevar a cabo giras de artistas de talla internacional y de gran transcendencia para el público.
Y es que esos a quien llamamos ‘promotores del ego’ desde que anunciaron los conciertos del bachatero en España, se dedicaron a mostrar a través de las redes sociales a niñas con falditas cortas ofreciendo entradas a diestra y siniestra como si un evento de tal importancia fuera un mercadillo dominguero en donde todo el mundo tiene derecho a tocar. Y no sólo eso: regalaban pases y hacían piñata con su gira.
Un grave error de novatos, de fantasmas, cuyo interés nunca fue Prince Royce, sino hacer creer a la opinión pública que ellos eran los reyes del mambo, ahora convertidos en los reyes de la irresponsabilidad, la cual deteriora, sin duda alguna, la imagen de este chico que hoy debe asumir más que nunca su responsabilidad ante este bochornoso y desastrosa gira.
Este tipo de conductas poco profesionales daña a todo un sector, muy tocado por la crisis. Desmerita a los organizadores, desprestigia a los artistas, produce pérdidas económicas irrecuperables, juega con la ilusión de seguidores… 
Es nuestra obligación moral poner en la palestra pública este comportamiento antiético. Desde ‘El poder de tu música’ venimos desde hace años denunciando a estos seudo-promotores, trapicheros, tramoyeros y que tanto daño están haciendo a los eventos latinos en particular y musicales en general. 
Ya basta de intentar lucrarse a costa de todo y de todos, ya basta de usar la música para agrandar sus egos y sus bolsillos. Desde este medio pedimos responsabilidad y respeto por la MÚSICA, en mayúsculas, y exigimos que los eventos sean organizados por profesionales que engrandezcan a los artistas, hagan disfrutar al público y por supuesto, obtengan beneficios.