Acusan a Beyoncé por Photoshop foto en RD ¿ y qué?


Beyoncé vuelve a estar en el centro de la controversia después de que publicara en Instagram varias fotos suyas en las que sus muslos aparecen más delgados de lo habitual.
La cantante, que ya ha sido acusada de reducir sus curvas con programas de edición en otras ocasiones, igual que hicieron Kim Kardashian y sus hermanas o Naomi Campbell, que llegó a parecer blanca– podría haber modificado digitalmente su anatomía para conseguir un simulado «thigh gap».
El «thigh gap» es una de las últimas modas adolescentes. 
Aunque es muy peligrosa para la salud, consiste en conseguir que los muslos no se toquen, dejando una separación considerable entre ambos. 
El origen del «thigh gap» no está del todo claro y se trata de un fenómeno muy reciente, pero los expertos sitúan sus inicios en el desfile del año 2012 de los ángeles de Victoria’s Secret. 
A partir de ese momento, las jóvenes han ido fijándose en cantantes, actrices y demás ídolos juveniles cuyos muslos entre sí no se tocan.
Con un bikini «vintage» en rojo y blanco, Beyoncé parece ajena a las críticas mientras disfruta jugando al golf sintiendo el frescor de la hierba en sus pies descalzos. 
La cantante publicó dos fotos practicando este deporte, y en las dos hay unas sospechosas curvas en sus piernasque podrían ser indicios de un PhotoShop no del todo depurado. 
Quizá sea la última vez que la mujer de Jay-Z se retoque la anatomía después de leer comentarios como estos de sus fans: «Realmente, Beyoncé, a todos nos gustan tus muslos gruesos. No hay razón para ponerte un "thigh gap" con PhotoShop.