De Nuria a Paloma: "Recoge tus cosas y vete de mi canal "

"Recoge tus cosas y vete de mi canal" habrían sido las palabras de la directora de N-CDN, Nuria Piera, al momento de despedir a la periodista Paloma Martínez, según contó la afectada. 
En ese sentido, la periodista explicó que el hecho se produjo el pasado jueves cuando acudió a "cubrir" una manifestación frente a la embajada de Venezuela en la República Dominicana dónde había muchas expectativas de si la dejaban entrar o no por lo sucedido días antes con el embajador en N-CDN.
"Me permitieron entrar a la embajada y allí fui recibida". Paloma continuó diciendo que luego de entrevistar al diplomático Castellar éste le pidió "tomarse" una fotografía para demostrar que no había rencor con la planta televisora.
"Esa fotografía para evitar distorsiones la colgué en Twitter" aclarando que no fue "tomada" con su celular ni con el celular del embajador, sino que le fue enviada por WhatsApp y ella después la subió a la red social con la "información verídica".
Sin embargo, cuando llegó al canal de televisión se encontró con la "mala" noticia  de que la habían "cancelado".
En ese instante Nuria Piera "me llamó a mi celular y me dijo que no fue solidario de mi parte subir esa fotografía dado el problema que ella había tenido días anteriores con el embajador de Venezuela", a lo que Martínez le dijo que respetaba su punto de vista.
"Me dijo que recogiera mis cosas y que me fuera de su canal", sostuvo la periodista habló vía Skype con la cadena latinoamericana "Telesur" en el programa "Audiencia latinoamericana", donde explicó los detalles del despido. Ese canal es controlado por el gobierno venezolano.
El despido de la periodista sé  produce luego de que la directora de N-CDN Nuria Piera tuviera en vivo un "altercado" con el embajador de Venezuela en la República Dominicana Alberto Castellar.
Martínez había realizado una entrevista al diplomático venezolano con quien minutos después se tiró una fotografía la cual fue subida a la red social de Twitter que le costó su trabajo.
Richard Hernández/Masvip