Roque compara La Gran Manzana con el Gran Combo

         
                          

New York, NY.-Antes ciertas opiniones, sobre la separación de Víctor Roque y Henry Hierro, así como el intento fallido por juntarlo nuevamente, que se han dejado sentir en los medios de comunicación interactivos, el propietario de la orquesta la Gran Manzana hizo un símil comparativo entre la agrupación que dirige y  la banda salsera el Gran Combo, la orquesta más emblemática de Puerto Rico. 
Víctor Roque expresó que su agrupación musical tiene cierto parecido con la legendaria orquesta de Rafael Ithier, en el sentido, de que la misma se ha manejado como una institución, en donde los artistas y músicos pasan, pero la orquesta sigue siendo la misma: El Gran Combo de Puerto Rico.
Como ejemplo puso, que por el Gran Combo han desfilado los mejores intérpretes de salsa, tales como Pellín Rodríguez, Marcos Montañez, Chiqui Rivera, Andy Montañez, Joseíto Mateo, entre otros, y todavía esta orquesta, sigue cantando los temas que se hicieron populares en las voces de estos artistas y el propietario Rafael Ithier continúa al mando, dirigiéndola.
Explicó Roque que nunca se ha considerado ni artista, ni cantante, ni músico, si un obrero de la música, en pro de la calidad musical y que entiende se  debe al público por respeto. Y agrega que por ello, en la fundación de su banda se buscó la compañía de 13 buenos músicos, entre ellos Henry Hierro, quien si es un estudioso de la música.
Así mismo Indicó  que el 98 por cientos de los discos de la Gran Manzana son adaptaciones de composiciones colombianas, cuyos temas más populares fueron arreglados por productores-arreglistas como Dionis Fernández, Bertico Sosa, Víctor Waill, Jaime Querol, Juan Valdéz, Henry Hierro, Manuel Tejeda y Ramón Orlando, en una época que fue dominada por los buenos arreglos musicales.
“La diferencia de la Manzana y su estilo musical, con relación a las otras orquestas de merengue, es que está impregnada en esa calidad de productores-arreglista, que adaptaron estos temas,  situación que vino en declive cuando comenzaron a usarse los avances tecnológicos, ya que cualquier carajo que se creía artista, utilizaba sonidos hechos en computadoras en los merengue y ahí  comenzó la muerte del merengue”, precisó el intérprete de “Mala, mala, mala.”
Finalmente señaló Roque que Henry Hierro, al igual que él, tampoco es cantante, pero tiene la particularidad de que puede manejar su estilo de voz e interpretar melodiosas canciones.  
“Siempre quise cantar igual a Fernandito Villalona, pero nunca pude. Al igual que Henry Hierro, siempre quiso imitar a Wilfrido Vargas, orquesta en la que militó antes de la Manzana, pero tampoco le fue posible.
Escrito por Miguel Melenciano vía Merengala