Dan cátedras con Fiestas Populares

Rubby Pérez durante su actuación en la Fiesta Popular de Haina, foto de AniveldeHaina.com.-

Cuando las cosas salen mal, a los críticos no hay que buscarlos...las quejas surgen como por inercia, por generación espontánea.
Cuando están bien, muchos prefieren guardar silencio, en vez de resaltar los logros y sus protagonistas, de manera que se puedan establecer diferencias con relación al accionar de los demás.
Wilfredo Díaz, Porfirio Sexce y Mon Lluberes han dado una demostración de organización, seriedad y mucho criterio, al asumir el compromiso de manejar el capítulo de las fiestas populares de las gobernaciones provinciales, con motivo de Navidad.
Muchos son los comentarios favorables, y muy elevado han colocado su crédito ante los artistas y la colectividad, con las exitosas presentaciones que se han venido desarrollando a todo lo largo y ancho del país.
Han buscado a todos los artistas, sin distinción, prejuicios ni favoritismos, sin tratos ocultos, al igual que a presentadores, locutores, animadores, y suplidores de servicio en todo el país.
Una jornada intensa que conlleva 170 espectáculos montados en breve tiempo, pero que sin embargo, ha brillado por el nivel de responsabilidad y organización que se hay en todo.
Le han dado trabajo a todo el mundo, empleando suplidores de los mismos pueblos donde se han montado los conciertos populares, como es el caso, por ejemplo, de las luces, la tarima, y el sonido, que en la región Nordeste, que les fueron confiadas a la empresa Suple Eventos del Nordeste, y así respectivamente, lo que ha generado muy favorables comentarios, por la dinámica económica democrática que generan esas acciones.
No hay quejas, que es uno de los temas más sensibles cuando se dan este tipo de eventos, y que al final de cuenta, en quienes recae y afecta es a los patrocinadores, como se ha visto en otros casos, en que han llovido los reclamos sobre los auspiciadores, debido a malos manejos.
Por ello es resaltable el trabajo de este equipo de jóvenes empresarios y promotores no contaminados, que han sacado bien la cara, frente a "la marcha de mochos" en que se ha convertido el espectáculo en República Dominicana.
Más gente como ellos se necesitan en el negocio.
Joseph Cáceres/Merengala