El Sol de México a toda "LUZ" en Chavón

 
 


Fue un lleno total. El anfiteatro de Altos de Chavón vio el pasado sábado la "luz" del llamado "Sol de Mexico" Luis Miguel y puso a suspirar a miles de fans cuando en medio de su concierto besó en la boca a su novia, la modelo polaca Kasia Sowinska, mientras le hacía entrega de un ramo de rosas blancas.
Pocos se percataron de que ella se encontraba en el área de Special Guest, aguardando por su amado, quien también tuvo la deferencia de obsequiar flores a otras chicas de primera fila.
Incluso una mujer le devolvió el gesto cuando logró acercarse a la orilla y entregarle un ramo floral blanco, el que con gusto aceptó aderazado con un beso en la mejilla, lo que evidentemente la emocionó.
La conductora y productora de televisión, Luz García, entra por la puerta grande al asumir el rol de empresaria artística con A1 Producciones y aceptar el reto de este show, estelarizado por una de las figuras musicales más corizadas de hispanoamérica.
Desde las 9:34 y hasta las 11:22 de la noche Luis Miguel se entregó a la audiencia con sus interpretaciones, aunque faltaron canciones claves de su discografía, es claro que dejó complacido al público, que se empapó del fuerte aguacero que cayo justo cuando comenzaban a salir del anfiteatro.

La prensa varada en el fango
El terreno del parqueo se puso fangoso por las lluvias y provocó que el autobus de la prensa quedara atascado, sin posiblidad de salir, por lo que fue necesario pedir otro transporte para "rescatar" a los periodistas, el que llegó una hora después.
Hubo uno que en broma sugirió llamar al niño del comercial de leche Milex en el que se observa empujar su autobus escolar que se apagó en medio de una cuesta.
Lo admirable es que Luz García, en medio de la presión que supone un concierto aún después que acabe, se presentó personalmente al lugar y no se marchó hasta que la prensa pudiera salir.
Pocos empresarios hacen esto de dar la cara, sino que delegan a otros resolver cualquier situación.
Y mientras llegaba el otro autobus, los periodistas se dedicaron a contar chistes y anécdotas, el más celebrado fue el de la presentadora de "Extremo a Extremo", Sandra Berrocal, a quien un reportero de Telesistema quiso abordar a la salida para que le diera su opinión sobre el show de Luis Miguel y ella respondió "no puedo dar declaraciones ahora".
Hubo uno que exclamó "ni que fuera Angelina Jolie o Jlo, hay que ver cosas".
Otros atribuyeron el asunto a que Sandra, quien andaba en compañía de Caroline Aquino y Alex Macía, no tiene la capacidad crítica para evaluar un show.
 
El artista en escena
Vestido de traje negro y corbata negra con rayas blancas y camisa blanca, el “crooner”, hizo gala de su carisma y dominio escénico en cada canción interpretada durante la noche.
Su entrega en el escenario quedó evidenciada en sus bailes, desplazamientos y gestos eufóricos mientras pasaba de canción a canción.
Un sonido impecable fue el mejor aliado del artista el cual permitió al público disfrutar de cada matiz de su voz y cada nota de los instrumentos que sonaron con una nitidez de estudio.
“Hasta que me olvides”, “No se tú”, “Historia de un Amor”, “Suave”, “Sol, Arena y Mar”, “La puerta se cerró”, “Se te olvida”, “Esa niña”, “Un hombre busca una mujer”, fueron algunos de los éxitos.

Los años pasan y pesan
Luis Miguel prohibió las fotos de prensa durante su recital, tratando de evitar que lo tomaran malos ángulos y saliera a relucir su "papada", que muestra que tanto han pasado los años por una persona.
Se recuerda que en su penultimo concierto en Chavón a Luismi le fue fotografiado un "claro" en su cabeza, lo que daba señales que estaba quedando calvo.
La imagen fue muy comentada y a lo mejor esta vez quisieron tomar "medidas" con lo que que iba a quedar registrado en el lente de algun fotógrafo.
Es evidente que el cantante de 43 años ha envejecido y hasta está un poco más obeso; eso sí, su voz sigue inalterable y su canciones serán clásicos de la música por siempre.
 
Una alfombra de emergencia para Luismi
En días previos a su concierto se publicó que Luis Miguel había hecho un rosario de peticiones como lanchas, helicópteros y una villa en Casa Campo por la que se pagaba 10 mil dólares diarios.
Esto en adición a las dos propiedades que le quedaban al lado y que se rentaron para dejarlas vacías y así el artista no tuviera al lado a algún vecino curioso.
Pero un "pequeñito" detalle faltó y fue una alfombra para ponerla al lado de su cama, pues Luis Miguel se rehusa dizque a levantarse y poner los pies en el piso.
Hubo que ir de emergencia a comprar la dichosa alfombra en Jumbo de La Romana, el lugar más cercano a Casa de Campo.
 
Sammy Sosa, criticado en las redes
Importantes figuras de la comunicación, el deporte, la política y el entretenimiento se dieron cita a al concierto.
Entre estas figuras estuvo Sammy Sosa, Domingo Dauhajre, Wason Brazobán, Franklin Romero, Carlos Gómez, entre otros.
En las redes criticaron bastante a Sammy por su apariencia física y la manera que ha querido emblanquecer su rostro, lo que lo hace ver un tipo "raro".
Algunos lo llegaron a llamar "Michael Jackson", "murciélago" y otros plantearon en broma que el ex pelotero de Grandes Ligas está preparándose para ser "El Guasón" de la próxima película de Batman.
Lo que si se pudo ver es que todos querían fotografiarse con él.
 
 

1 comentarios:

Anónimo dijo...

El concierto fue bueno y solo se publican lo positivo de este. Pero tambien tuvo algunos puntos negativos:
- Al parecer las boletas fueron sobrevendidas ya que las areas de asientos estaban completamente llenas y tambien habia muchas personas paradas, tanto en el pasillo superior como en el pasillo central del area VIP.
- No tienen consideracion al publico general ya que habia unas torres de soportes de la estructura del techo y para el montaje de bocinas que le tapaban totalmente el escenario a estas areas generales. Habia que ver el espectaculo a traves de esos andamios.
- Ya como critica al artista, Luis Miguel leia casi todas las canciones desde una pantalla que estaba ubicada al lado derecho del escenario, por lo que casi siempre estaba de espalda al publico que estaba del lado izquierdo, muy pocas veces ese lado del publico podia verle la cara.