¡ Ofrézcome! ¡qué tumbe!

Ya es proverbial que algunos cronistas de arte vendan sus entradas al Teatro Nacional para asistir al premio Casandra, ahora Soberano. Hay algunos que, con las dos entradas que les dan, levantan 4 mil pesos, y se quedan en sus casas viendo la premiación por televisión. 
Es por eso que hasta algunos narcos aparecen en la platea durante el premio, porque es gente que paga lo que sea, por darse el postín de estar allí. 
Y eso lo saben explotar ciertos cronistas de arte, que se le venden hasta al mismo diablo que se le aparezca prendido en candela queriendo ir al premio.... 
El colmo de los colmos, fue el de un inefable cronista de arte que le quitó 200 dólares a un figura panameña que deseaba ir al Soberano. Cobró el dinero y le dijo, "espérame aquí, que en breve te traigo tus dos boletas". Y hasta el sol de hoy.... 
El Soberano ya pasó, y todavía el panameño lo está esperando...Alguien debería decirle que "lo tumbaron" ¿ quién es el cronista? Adivina adivinador ¿quién será....?
Joseph Cáceres

0 comentarios: