Evangélica le predica a Omega en una fiesta

Si Omega no va a Dios, él le manda sus pastores. En este caso, una mujer, evangélica, que no esperó que el merenguero de mambo vaya a la Iglesia, sino que ella misma cogió para una de sus fiestas. 
Allí lo esperó horas hasta que Omega llegó y recibió su andanada de palabras para que se arrepienta. Omega escuchó a la señora con paciencia, la saludó y luego se fue a lo suyo, a atizar los diablitos para que consuman alcohol y mambo.
Omega fue captado por los paparazzis de Elcallajeon809.com mientras recibía la prédica.
Imagen de Elcallejon809.com