Romeo se impone en New Jersey



Romeo Santos volvió a demostrar el por qué le llaman con sobradas razones “El Rey”.
El cantante agotó la noche del pasado viernes las 20 mil localidades disponibles del Prudential Center, de New Jersey durante un concierto de tres y cuarenta minutos en el que contó con un público frenético que no paró de corear sus canciones.
Fue tan anticipado este lleno total que debido a la gran demanda el productor Félix Cabrera tuvo que ver el show de pie y poner a la venta hasta sus boletos que siempre reserva para cercanos colaboradores. 
A decir de Cabrera, quien en recitales anteriores junto a Romeo ha hecho una exitosa mancuerna artista-empresario, la administración del Prudential Center le manifestó que en la historia esta arena nunca había estado tan repleta con actuación musical alguna.
Y se hizo todo lo posible para conseguir una nueva fecha para la reposición del concierto pero todas estaban ocupadas por los partidos de hockey del equipo “New Jersey Devils”, que pertenece a ese aforo. 
De ahí que Romeo Santos, de la mano de Félix Cabrera, repetirá esta hazaña el próximo 28 de abril, en el Nassau Coliseo, de Long Island.

El concierto
A las 9:05 de la noche irrumpió en escena “The King” Romeo Santos quien desde su trono apostado al fondo recibió ensordecedoras ovaciones que era de esperarse no iban a detenerse durante toda la noche.
El ex líder del grupo Aventura que ahora labra una exitosa carrera de solista, no necesitó de sus acostumbrados invitados a sus shows con los que ha grabado algunos “featuring”. 
Queda entonces una vez más demostrado que no necesita de ningún elemento que no sea nada más que él para conseguir una actuación más que lucida y marcar la ruta de un estallido de emociones.
En una producción espectacular del empresario artístico Félix Cabrera, con pantalla led al fondo del escenario, el ex Aventura cautivó a la audiencia, en su mayoría femenina, durante tres horas y 40 minutos.
Acompañado de 13 músicos y la corista que hacía ese trabajo en Aventura, Romeo se robó la atención de la concurrencia con una perfecta combinación de sus éxitos en el desaparecido grupo y todos los temas de su primer disco como solista.
“La diabla”, “Que se mueran”, “Su veneno” y “Mi coranzocito”, fueron las primeras canciones entonadas por el carismático artista y coreadas a todo pulmón por el enérgico público.
Las siguientes canciones que “desfilaron” fueron “Dile al amor”, “Magia negra”, seguidos de tres “medley” de éxitos que incluyeron “La película”, “Enséñame a olvidar”, “Todavía me amas”, “Cuando volverás” , “Obsesión”, “Angelito”, “El malo”, “Mi santa” y “Un beso”. Fue otra noche de historia para Romeo.


La contraparte
El salsero Alex Matos tuvo a cargo de iniciar la velada con aplaudidas interpretaciones por venticinco minutos.
minutos y se hizo acompañar de un cuerpo de bailarines.
Hay que destacar que Matos es un artista de gran conexión escénica, esto gracias a su entrega en cada interpretación.
Se pudo evidenciar en la respuesta que recibió de la audiencia.
A decir verdad Alex Matos está en el mejor momento de su carrera ahora que tiene la representación internacional de la dinámica promotora Amelfis Díaz, que en adición a sus giras en el extranjero, ha estado abriendo conciertos de Romeo, un significativo empuje que no tienen otros artistas de su género.