El Torito se impuso con un abarrotado show


El Torito Pal' Pueblo que con gran éxito se presentó en la Arena de Santiago este sábado no fue un concierto más, ni una reiteración ni demostración de que mantiene los máximos niveles de popularidad y aceptación en el pueblo, como se pudo comprobar con las 10 mil personas que abarrotaron el lugar.
Quienes allí estuvieron pudieron apreciar a un Héctor Acosta energizado y renovado a niveles increíbles, que fue capaz de bailar como Johnny Ventura, dar pasos de "dembow", rompiendo con todos los esquemas y el encasillamiento clásico de los cantantes de merengue o bachata que actúan en el frente de una orquesta. Y no era para menos. 
El Torito arrancó a las 9 de la noche y durante tres horas se mantuvo en escena sin permitir que en momento alguno bajara el entusiasmo de la gente, que lo aplaudió con delirio y le respaldó con una euforia desbordante en una presentación que desde ya ha sido calificada como la mejor producción del año en su género, la cual fue sustentada por la destacada productora Edilenia Tactuk, responsable del montaje de los elementos que le confirieron singularidad al andamiaje que el artista requería para lucir sus mejores galas. En la producción se puede decir que hubo de todo. 
Pues contó con la participación de invitados especiales representantes de diversos géneros musicales, como fue el caso de Pavel Núñez, Mozart La Para, El Prodigio, y Anthony Ríos en pantalla. "El Torito Pal' Pueblo" repasó prácticamente todo los éxitos de su repertorio, desde sus inicios en Los Toros Band, su tránsito hacia la bachata, los merengues y grandes éxitos de su etapa ya independiente, y sin faltar, naturalmente, los del presente. 
Hubo espacio para un momento de emotividad, como fue el de la proyección de una foto en la pantalla de Estela Diloné, la asesinada madre del pelotero Miguel Diloné, para quien El Torito tuvo palabras de pesar. Como también una mención especial a los grandes atletas dominicanos que ganaron medallas en las Olimpiadas de Londres. 
Fue un concierto de una categoría por la que si se fuera a cobrar su valor real, las boletas rondarían por un precio mínimo de dos mil pesos. Un regalo, y ¡qué regalo!, del Torito Pal' Pueblo. 
Extraido de JosepCaceres.net