Acroarte no usará más el nombre del Casandra, una decisión precipitada

Acroarte en asamblea, foto de Listín Diario

Después de 28 años, la Asociación de Cronista del Arte (Acroarte) decidió no usar más el nombre de Casandra en los premios que entrega todos los años en reconocimiento al arte y la cultura dominicana. 
Durante una reunión que sostuvo la tarde de este martes, desde las 5:30 de la tarde hasta pocos minutos antes de las 8:00 de la noche, Acroarte no determinó de inmediato el próximo nombre al galardón, sino que se decidió hacer una reunión del Consejo de Asesores y la Junta Directiva para ponderar varios que serán sometidos a una asamblea, de acuerdo a una nota de Diario Libre.
La reunión de Acroarte se produce luego que los hijos de la Soberana, Casandra Damirón, anunciaran el retiro del nombre de su progenitora, al argumentar que la huella de la gran intérprete está ausente de la gala de los premios.

Fue precipitado
A nuestro juicio la decisión fue acelerada, Acroarte debió tratar de establecer un nuevo acercamiento a la familia de Casandra Damirón y llegar a un punto de entendimiento.
Es como empezar ahora una premiación desde cero luego de posicionar un nombre que ganó notoriedad y prestigio.
Lo que hay que ver ahora que tanta credibilidad puede prevalecer  en un galardón que antes tuvo a  los hijos de Casandr como testigos de la diafanidad que debía por ejemplo imperar en el conteo de votos de los artistas nominados.
Además el asunto de un nuevo nombre pone en riesgo su auspicio que si bien es cierto que la Cervecería Nacional Dominicana ratificó su apoyo a Acroarte en un comunicado de prensa, ahora estaría por verse si eso sucede en la práctica o en su defecto puede reducir su financimiento económico y más aún que esa empresa tiene nuevos dueños que necesitan recuperar sus inversiones.

La raíz del problema
Más que el tema de la poca "dominicanidad" sigo insistiendo en el hecho de que una de la principales diferencias entre Acroarte y los Damirón era el cuestionamiento que se ha hecho a la comercialización de la alfombra roja de los premios Casandra y ya que el asunto fue planteado es justo saber a dónde va a parar ese dinero generado por la empresas que co-auspician la transmisión de esa pasarela.
Siempre insistí en el derrotero por el cuál nos estaría llevando la actual gestión de Acroarte, queriendo  aplicar el "librito" de premiaciones foráneas plagadas de intereses.
Ya comenzamos a ver los resultados.