Falcondo asegura explotación Loma Miranda no afectará medio ambiente

Luis José López
La empresa adquirió los terrenos correspondientes a mil 300 hectáreas, aunque solo pretenden trabajar en alrededor de 300. 
Además, han realizado los estudios correspondientes para que el impacto no afecte los ríos de la zona, sobre todo el más importante el Jagüey, cuyas aguas alimentan el balneario Acapulco. 
Ya la empresa minera tomo medidas con 23 familias residentes en la comunidad Las Manaclitas, los que fueron reubicados en un asentamiento vecino que tenía todos los servicios, donde construyeron sus casas y ayudaron a mejorar los servicios.


El gerente de Asuntos Externos de la empresa minera Falcondo Xstrata Nickel dijo que el Proyecto Explotación Minera Loma Miranda es un proyecto de desarrollo de una operación minera cuyos componentes incluyen área de minado y transferencia de mineral, manejo de agua y control de afluentes que no hará daño al medio ambiente. 
El licenciado Luis José López Mena dijo que Loma Miranda es un proyecto de vital importancia, de la que dependen los próximos 20 años de existencia de la empresa Falcondo. 
“Desde Falcondo hemos estado sosteniendo un diálogo con todas nuestras partes interesadas para conocer sus preocupaciones y darle respuesta a cada una de ellas”, agregó López Mena. 
“En cada conversación nos han expresado su preocupación por los impactos que una operación minera en Loma Miranda podría tener sobre el río Jagüey y otros afluentes”, manifestó.
Sostuvo que todos los estudios realizados por empresas independientes, tales como Golder Associates y ERM (Environmental Resources Management) demuestran que no habrá un impacto sobre el río. 
“Además, hoy acabamos de inaugurar una estación hidrométrica en la comunidad de Acapulco para que la misma pueda monitorear la calidad y cantidad de agua desde antes de empezar a operar”, aseveró.
Adujo que algo importante era resaltar que la operación en Loma Miranda no conlleva el uso de cianuro, químico o explosivo. Tampoco existe el riesgo de exposición de sulfuros. 
“Creemos firmemente que nuestra actividad no afectará el río Jagüey, y estamos en la mejor disposición de compartir nuestros estudios y continuar el diálogo con todo aquel que esté interesado en nuestra operación”, expuso.
Con datos de El Nacional y La Información.