Hay una campaña mediática para colocar la película "I love bachata" como lo mejor que se ha hecho en el cine dominicano, a sabiendas que su guión sí como la mayoría de sus actuaciones resultan ser un fiasco.
Salvo muy escasas excepciones solo hay que ver las críticas complacientes que ha recibido este nuevo invento de Robertico Salcedo.
Tras los cuestionamientos formulados por el crítico de cine Armando Almánzar en Listín Diario, el único escrito objetivo que he leído (se trata de un periodista muy independiente), los estrategas de Robertico quisieron contrarrestar el asunto y enviaron una nota de prensa destacando la gran cantidad de público que ha ido a ver su comedia.
Sí porque de lo que se trata es que no importa que tan disparate sea este relajo fílmico si la gente logra caer en el gancho.

1 comentarios:

Miguel Fabian dijo...

Eso mismo pasa en US, anuncian una película, la cual es mala, pero la empresa encargada de distribuirla se esmera y crea esa "necesidad" de verla, a lo que el publico, en su mayoría jóvenes van a ver que tal, lo que provoca que la primera semana sea un éxito total, pero después que las criticas (objetivas, no como hacen aquí, que saliendo de la sala le preguntan a un tubérculo con patas, que ni puta idea de cine, qué tal le pareció, este solo por salir en cámara, dice que es la mejor película dominicana que haya visto, me recuerda a Andrea, la gente salio diciendo que la disfruto y río mucho, no entendí...Andrea era una película de TERROR) destruyen el poco deseo de verla, esta cae estrepitosamente en el sótano de las pocas ganancias...