Pablo Milanés ovacionado en el Teatro Nacional, ahora va a Santiago

Pablo Milanés se presentará ahora el sábado 8 de octubre, en el Gran Teatro del Cibao, de Santiago.

Pablo Milanés arrancó suspiros de sus seguidores dominicanos y de una amplia comunidad cubana que fue disfrutar de su primero de dos recitales en República Dominicana.
Tras su presentación en la capital dominicana, también con producción del empresario Félix Cabrera, el artista ahora llegará el próximo sábado 8 de este mes al Gran Teatro del Cibao en Santiago, en su última parada por Quisqueya.
El público se entregó por completo al cantautor de Cuba durante su presentación del sábado en el Teatro Nacional con aplausos y ovaciones, quedando complacido con las casi dos horas de sus ofrecimientos en escena.
Antes, el concierto tuvo a una anfitriona de lujo, la cantante dominicana Maridalia Hernández, quien a voz y trío, con la dirección del maestro Jorge Taveras, entregó siete temas de su exquisito repertorio, concluyendo, ante el pedido de ¡otra! con su cancón estandarte "Te ofrezco".
Mientras que Pablo Milanés fue seguido a coro por la audiencia con sus emblemáticas canciones "Yolanda", "El breve espacio en que no estás", "Para vivir" y "Años" fue parte del periplo que él brindó.
Pero fue con "Éxodo" que Milanés obsequió unas palabras para dedicar el tema "gracias por hacer de ustedes esta música " y entonó ¿Dónde están los amigos de ayer? ¿Qué les pasó? ¿A dónde se fueron? Qué triste estoy…Lo que provocó melancolía en algunos de los asistentes.
Luego de un breve paréntesis vino "De qué callada manera", una canción con la sazón cubana necesaria para lograr que el público vibrara ante el compás de las percusiones.
Milanés, de 68 años, escogió cuidadosamente el repertorio de la noche, que incluyó un total de 21 canciones de amor y desamor, conflictos existenciales y nostalgias por el tiempo ido, y eludió cualquier referencia política.
Al finallizar su actuación, Pablo tuvo un apoteósico llamado y al pedido de ¡Otra!... ¡Otra! respondió y volvió a la sala para entonar un par de temas más.
En medio de aplausos y vivas el público se levantó de sus asientos para despedir a este gran exponente de la nueva trova cubana y a sus músicos, que haciendo la tradicional venia dieron las gracias a los presentes por el gran recibimiento en República Dominicana.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Cual comunidad cubana fue a verlo? los que le salieron huyendo a Fidel y a comunistas como èste. Que ameno.